Hoy te entrego mi corazón a ti, mi Dios, te dedico mi oración desde la profundidad de mi alma y mi vida y te alabo con todo mi ser.

Dar, trae bendición y es una de las llaves que abre las ventanas de los cielos sobre nuestras vidas.

Comentarios

Entradas populares