Intercambia tu pánico por la Paz de Dios

Dec 26, 2016

Intercambia tu Pánico por la Paz de Dios
Por Rick Warren

Es difícil pensar en otra época durante el año en la que nuestras vidas sean más apresuradas que en los días festivos. Llegamos a las fiestas navideñas, visitamos familiares, compramos regalos, y básicamente nos ponemos en apuros.

Podemos cantar acerca de la "Paz en la Tierra" durante la temporada de Navidad, pero la mayoría de nosotros no la estamos experimentando.

Entonces, ¿cuál es el antídoto? ¿Una salida de noche? ¿Un viaje relajante a la playa? ¿Una semana de sueño?

Esas actividades pueden refrescar tu cuerpo, pero difícilmente restaurarán tu alma.

Cuando estamos vacíos por dentro, nuestra cultura nos dice que necesitamos más. Tenemos que hacer más, ir más y ser más.

Jesús dice algo diferente.

El antídoto contra nuestra alma sobrecargada no es un programa de manejar el tiempo. No es una filosofía. No es un plan. Es una persona. Es Jesús

La Biblia dice, “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana” Mateo 11:28-30 (NVI).

¿Cómo podemos cambiar nuestro pánico por la paz de Dios? Estos versículos nos dan tres pistas importantes.

*Ven a Jesús.*
No lo haces solo una vez, lo haces todos los días. No importa cuál sea el problema, no importa cuán profundo sea el dolor, lo traes a Jesús.

*Conéctate con Jesús*
Jesús dice que debemos cargar el yugo con Él. El yugo es un pedazo de madera que se le pone a dos bueyes juntas para tirar de un carro. Hace una carga más fácil porque los dos animales la comparten. Jesús no quiere que lleves todas tus cargas. Tu no fuiste diseñado para hacerlo. Él quiere que cargues el "yugo" con Él. Quiere compartir tus cargas.

*Deja que Jesús te cambie.*
Jesús quiere que aprendas de Él. Y al hacerlo, Él te cambiará en el proceso. Por ejemplo, Mateo 11 nos dice que quiere hacernos más humildes y gentiles. Podrías pensar que el camino hacia la paz real sería más acerca de la resistencia y la persistencia.

Pero Dios sabe qué causa el estrés en tu vida. Él sabe que la humildad y la gentileza son los antídotos para las dos mayores causas de estrés en tu vida: la arrogancia y la agresión. Jesús quiere darte una mejor manera, pero tienes que aprender de Él. Debes dejar que te cambie.

La Biblia dice, “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3 RVA-2015).         

¿Estás cansado de estar estresado? ¿Estás listo para tener una verdadera paz que sólo viene de Jesús?

Es tuyo, para que lo tomes. Es un regalo gratis para ti.

Reflexiona sobre esto:

¿Cuáles son algunas de las causas más importantes de estrés en tu vida?

¿Por qué crees que la humildad y la gentileza juegan un papel importante en la reducción de la ansiedad en nuestras vidas?

¿Quién te puede ayudar esta semana a descubrir la paz que solo Jesús puede traer?

Comentarios

Entradas populares