La buena semilla, la buena tierra

Mateo 13 Parábola del sembrador
Mateo 13:18 explicación de Jesús

Parábola del sembrador, aplicada hoy y ahora.

Todos somos buena tierra. Semilla del Reino.

La primera semilla, la que está en el camino, es aquella persona que vive en lo natural y al oír la Palabra de Dios, no la entiende.

Hay que invocar el nombre de Dios todo el tiempo, el nombre del Señor en todo momento. La semilla de la palabra de Dios llega al corazón.

La segunda semilla, en pedregales, las piedras evitan que el agua llegue a la semilla y no de frutos. Se compara a una persona emocional que no tiene comunión con el Espíritu Santo.

Lo bueno es enemigo de lo mejor.

La tercera semilla, entre espinos, se compara con una persona que oye la palabra y piensa que no alcanzarán nada en la vida.

Los afanes ahogan la semilla, preocupación por la casa, disfrutes, cosas y afanes de la vida.

Se pierde la fe en que Dios cuida de mi.
Pero el Reino de Dios se encarga de darnos todo lo que necesitamos, porque somos embajadores del Reino de Dios.

Para mantenernos siendo buena tierra:
Invocar al Señor
Leer su palabra
Rendirnos ante Dios

Estamos preparados para ser sanos, prósperos, activos, llenos de salud, amor, vida, fuerza y sobre todo, llenos de Dios.

Voy a trabajar con lo que tengo y Dios va a prosperar mis caminos.

Soy una persona que suma, aporta, sana, bendice, lideriza, activa, estimula y siempre acerca a orrosal Reino de Dios.

Mi corazón siempre está cuidado por Dios.

Soy buena tierra y buena semilla del Reino de Dios con frutos sobrenaturales.

Pastor Jesús Golina

Comentarios

Entradas populares